“Rapsodia Gourmet” o la búsqueda del sabor perfecto

Un libro lleva a otro. Tras leer “La elegancia del erizo” (Muriel Barbery), me enteré de que el primer libro de esta autora francesa era “Rapsodia Gourmet” (Seix Barral), que había pasado prácticamente desapercibido unos años atrás. Fui en su búsqueda y me sumergí en su aluvión de recuerdos gastronómicos.

“Rapsodia Gourmet” cuenta la historia de un crítico gastronómico parisino, Pierre Arthens, que va a morir y en sus últimos días trata de recordar el sabor perfecto que un día le hizo feliz. Describe algunos recuerdos de infancia, de sus viajes y sus visitas a restaurantes de todo el mundo. Habla de tomates, de sashimi, de espaguetis, de tarta de manzana, de ostras, de olores, de especias, de texturas…

Cada uno atesora sus recuerdos culinarios. Mi particular ‘Rapsodia Gourmet’ me lleva al arroz con leche de la abuela Mila, a las croquetas de mi madre, las bolitas de patata y chuletas de ternasco los domingos en casa de la yaya Juli, los canelones a la vuelta campamentos, la tortilla de patata, los ‘biscuits’ caseros en Honaker (una especie de panecillo, muy típico en el sureste de Virgina, EEUU), aquel mango cogido por Mario directamente del árbol para mí, una horchata fresquita y dulce, cuando descubrí los tomates en Canejá, un atracón de moras recién cogidas de la zarza, un bizcocho hecho en casa con mis hijas… ¿Cuál es tu sabor preferido?

Anuncios