De zarzas y de moras al natural

Abrimos un bote de conserva y…cruggg. 

Fue Nicolás Appert, un joven cocinero francés, quien comenzó a experimentar con alimentos, envases herméticos y calor. Observó que frutas y verduras, hervidas a más de 80ºC y sin contacto con el aire, duraban más tiempo. Y comenzó a envasar. Nicolás abrió una industria en Massy (Francia) en 1812, realizando el envasado en frascos de vidrio cerrados con corchos y esterilizados a 100ºC a baño María por varias horas.

Y hasta hoy. Lo he comprobado con unas moras recién cogidas. Y aún funciona.

A las investigaciones de Appert siguieron las de Gay-Lussac, quien examinó los gases contenidos en los botes producidos por el método Appert y encontró pequeñas cantidades de oxígeno. Y un poco después, Louis Pasteur, interesado en la conservación y microbiología del vino por el calor, desarrolló el método conocido como “pasterización”, con un éxito espectacular: se destruyen parcialmente las bacterias indeseables pero el alimento no está completamente esterilizado. De hecho, hoy en día se alza la voz en contra de este proceso por la destrucción de vitaminas y la alteración del sabor  de los alimentos.

Pero volviendo a las moras y a las zarzas, les cuento cómo hice mi primera mermelada de moras al natural:

moras  1 k

azucar 100 gr

zumo de 1 limón

2 horas a fuego lento. Reposar. 1 hora más a fuego lento. Enfriar y degustar. Embotar. Regalar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios