A comer y a beber, según Guillaume Long

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Puede que uno sea muy feliz en la cocina pero que el resultado no sean tan feliz”. Guillaume Long, que no es chef ni cocinero ni otras muchas cosas, contaba esta anécdota en la presentación de su libro “A comer y a beber” (Editorial Sin Sentidoel pasado jueves en la librería La Central (junto a Calllao). “Preparé con mimo una cena para cuarto y me dijeron que el resultado era un asco”. 

Guillaume Long triunfa, y mucho, en Francia con A boire et à manger, un blog de comic sobre cocina -o de gastronomía a través de viñetas de comic- en el periódico francés Le Monde. El humor, sus viñetas y su pasión por la cocina dan resultado y tiene miles de seguidores que comentan con esmero cada uno de sus consejos y opiniones culinarias.

¿Dónde encontrar ajo de oso? ¿Por qué hacer el café en cocina de gas y no en vitro cerámica? ¿Con qué canción es mejor cocer los huevos? ¿Cuál es la longitud adecuada de un spirelli para rallar verduras?

Para este joven ilustrador, la cocina es un decorado y los alimentos, sus personajes.  Este primer libro en español -ya lleva dos ediciones de recopilación de sus viñetas- bien puede degustarse como un homenaje a los pequeños placeres diarios, sin recetas complejas ni “bullis” ni espumas gastronómicas, y con ironía y humor al dente.

En Francia no hay Burguer King y la curiosidad tiene sabor a picante. Ahora entenderán porque en su blog acaba de subir, tras su paso por Madrid, una foto tan poco gastronómica.

Blog A boire et à manger

Anuncios